2010/comic/dibujo/zines/_españa

LA NEW ZINE #2

La última temporada ha sido prodigiosa en cuanto a eventos en torno a la autoedición gráfica en la península. Al Tenderete de Valencia se han sumado otras propuestas, cada una con su propia personalidad y mecanismos, como Gutter Fest en Barcelona, Grapa-grapa en Pontevedra, M.E.A en Madrid o LA MAZA en Zaragoza. Existen más, claro, ya me dedicaré a hablar de ellas en algún otro post, si el calor y la conexión de banda ancha me lo permite.

Image

Una de las consecuencias importantes de esta clase de eventos es la sinergía que se crea alrededor y que afecta tanto a público como participantes. No es raro encontrar, entonces, nuevas publicaciones y referencias gráficas circulando por las librerías y tiendas después estos festivales y hecha por gente nueva, que piensa en zines y para zines. Los zines se renuevan.

Existe una generación nueva, cuyos creadores no han llegado a completar la tercera década y que se reparten por toda la península: Firecream, Dinomatones, FOG COMIX, Zangano Comix, Migas, Proyecto Morosgovanyi o Tengofiebrecreo, por citar unos cuantos.

 Image

SOLO PERROS es la primera referencia del Proyecto Morosgovanyi, que no son otros que Carles G.O.D y Pablo Taladro, que antes estuvieron haciendo lo suyo en BOSTA (¿alguien dijo Bosta#2?). No puedo ser imparcial con esta publicación con Solo Perros, a base de detestar a los plastas dueños de gatos, he empezado a sentir aprecio por los canes, así que una publicación cuyo título ofrece páginas dedicadas al buen amigo del hombre ya ha hecho lo suyo.

SOLO PERROS, además, ofrece reunir algo de lo mejor del nuevo cómic de Barcelona. A saber: Alexis Nolla, Pau Anglada, Marc Torices, Nestor F. y, claro, Taladro y G.O.D.

bDSC_0211

Hablábamos de perros y de sus dueños y de cómo estos recogen la mierda de sus mascotas. Ese placer por ver a gente de bien con un trozo de excremento caliente en sus manos, del que habla Taladro en el prólogo del zine, podría ser una suerte de humillación diaria impuesta por las buenas costumbres y la educación cívica, una acción de sumisión generada desde nuestro propio sistema y que nos recuerda, o recuerda a aquellos que tienen perro, que estan dentro (ahora entiendo a los dueños de los gatos). Nuestra actitud frente a esa mierda, la propia mierda si pensamos que la mascota a veces se convierte en un reflejo nuestro,  como pasa en Perro Abandonado de Pablo Taladro ¿Es similar a nuestra actitud al limpiarnos el culo y ver nuestros restos en el inodoro antes de tirar la cadena?¿Esta gente sentirá el mismo goce al recoger la caca de sus perros?

Alguna pista debe de dar G.O.D con su historia de amor perruno, en plan cartoon.

Una apreciación que tengo sobre el actual cómic proveniente de Barcelona es esta sensación de crueldad placentera, de estar trabajando continuamente sobre el absurdo, llegando al humor o no (¡por favor, no pensar en el, ya olvidado, post-humor, una cosa es el absurdo y otra la tontería!), llegando a pensar que algunas de sus situaciones caen en una cuestión autorreferencial extrema.

bDSC_0212

Cada historia es un scketch (“La Pelota” de Nestor F.), un gag alargado que en vez de terminar en un gran golpe de efecto, ha ido repartiendo esta energía en pequeños pinchazos dados con cada linea y palabra de la secuencia. Así lo entiendo en “Los Catedráticos” de Nolla o en”Midtown” de Anglada, historia salida de su MAIAMI.

El “Cornelius” de Torices se hace más fácil de llevar. Uno siente realmente simpatía por este personaje y sus historias cortas y contundentes demuestras por qué Torices es la gran referencia del nuevo cómic catalán.

Ese punto tan, quizá, teatral separa (diferencia) a los de Barcelona de sus pares en otras comunidades.

Los autores de Firecream o los Tengofiebrecreo deben de provenir de un nihilismo puro, que no tiene nada que perder porque se encuentra en lo más bajo, no hay futuro, no hay miedo de perder ese futuro. Punk de intelectuales y punk de barrio. Huelen a sobaco y a sala de concierto. McFly (Santi Z.) y SurferManson (Carlos Santoja) parecen nacer del mismo viaje tonto, ambos se encuentran en la convicción desde la apatía y la destrucción.

bDSC_0213

Violencia degenerada y hormonada. Eso es lo que podría decirse del segundo número de TENGOFIEBRECREO, artefacto perpetrado por Santoja y Ernest Graves y que, en este segundo número, son los únicos participantes, algo que sin duda favorece enormemente a la publicación ya que la visión destructiva de ambos autores se complementa perfectamente.

Las historias de Graves son autorreferenciales, autobiográficas si se quiere. Ahí quedan las páginas en las que relata cómo conoció a Chimo Bayo, en persona, o el rescate de los “únicos dibujos que conserva de cuando era niño”. O se marca opiniones acertadas acerca de ciertos temas (como películas, por ejemplo)

Ernest Graves no desvincula su propio retrato en su obra consigo mismo, haciendo que obra y vida sean lo mismo.

bDSC_0214

Por su parte, Carlos Santoja para reverenciar el viejo gag de golpes y enredos. Sus dibujos parecen provenir bajo la influencia de sustancias lisérgicas setenteras, y aunque él no lo confienza abiertamente, como en el caso de Graves, sobre lo autorreferencial en sus páginas, algo se deja entre ver en sus momentos menos violentos.

“Ya de pequeño me creía una especia de Franscico Ibañez en potencia, madre mía, que gilipollas.”

bDSC_0216

TENGOFIEBRECREO reafirma la enfermedad como un paso adelante en cualquier proceso evolutivo. Esta enfermedad se traduce, como ya he dicho, en violencia, pero también en desorden, en delirio, en duda. Y por este misma inestabilidad su propuesta, como idea, se convierte en potencial. Entender estas posibilidades te coloca en otro plano de la conciencia, desde donde eres capaz de tener la perspectiva suficiente como para expandirte. Esto no es otra cosa que lo que los chamanes buscan cuando entran en trance.

Aun le queda trayecto a TFC pero una de las citas que usa Graves en una página lo dice todo:

“No se si sonríe o enseña los dientes”

bDSC_0218

Antes mencionaba a Firecream como uno de los nuevos zines que estan renovando el panorama marginal. Begoña García Alen, que es una de las responsables del artefacto gallego, ha editado hace poco I FEEL FANTASTIC, un zine donde recopila dibujos y cómic. Es una buena razón para conocer, para quien aun no los tiene localizados, lo que se está haciendo al norte de España y, en especial, una de las grafistas (en femenino por esto de lo politicamente correcto) más interesantes hoy, junto a Clara Iris, Marta Pina o Roberta Vazquez. García Alen en sus páginas parece hacer una oda a lo inquietante (desde el retrato que sirve de portada), a lo lynchiano (o lynchesco?), a la frustración (casas quemándose, agujeros, rostros ocultos) y la obsesión (repetición de formas y temas). O quizá no. No he entendido nada y ya menciono este zine porque me ha gustado mucho y recomiendo que se hagan con él lo antes posible (ya saben, el fetichismo y las pocas copias en circulación).

bDSC_0220

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s